Caso 2: Industria automotriz

Áreas involucradas del cliente: Mantenimiento, Producción, Gerencia general.

Panorama general:

El cliente se dedica desde la producción de componentes metálicos para diversos fabricantes de motocicletas y camiones hasta la especialización en innovadores sistemas de iluminación y electrónica.

¿Cuál es el reto?

Los componentes son parte de una planta de producción, los motores eléctricos son un componente eléctrico básico, los gastos anuales en refacciones para mantener el buen funcionamiento de los motores eléctricos puede ser considerable. Regularmente las fallas son por falta del seguimiento en los mantenimientos preventivos más que en los mantenimientos correctivos. Por lo anterior el cliente buscaba un sistema de monitoreo de sus motores con la finalidad de implementar mejoras a sus programas de mantenimiento predictivo.

Solución:

Se coloca un sensor de vibración y temperatura conectado a un nodo inalámbrico, cada nodo trasmite los datos a un controlador inalámbrico, un PLC con manejo de base de datos administra y coloca los datos en una base de datos para después generar las alarmas correspondientes.

Resultados y beneficios:

 

Aunque los motores eléctricos son piezas de bajo costo comparados con otros productos eléctricos, son elementos importantes para mantener la producción en operación. Con la implementación del sistema de monitoreo el cliente cuenta con herramientas para realizar mantenimiento preventivo y predictivo con mayor impacto económico.

Realizar cambios a tiempo y evitar paros de línea es uno de los objetivos del área de mantenimiento que puede impactar económicamente a toda la línea de producción.

 Además de una rápida puesta en marcha toda la información es visible desde los elementos primarios hasta la base de datos y podrán agregarse más elementos inalámbricos una vez que se ha implementado el sistema completo.

 

Autor: Antonio Barbosa